sábado, 2 de agosto de 2014

Beneficios Pedagógicos de Barrio Sésamo

Beneficios Pedagógicos de Barrio Sésamo

Con la importancia mediática que posee actualmente la televisión, se podría aprovechar para servir de complemento a la formación reglada e inculcar una serie de valores más positivos y humanos. Las ventajas de este uso de los medios de comunicación lo señala el Gabinete de Estudios de la Comunicación Audiovisual (GECA) en 1995 al afirmar que los niños que ven una programación educativa de calidad de forma regular aprenden más y mejor que los que no la ven; también se demuestra que la ayuda de un educador o los padres durante el visionado de los programas mejora la calidad de aprendizaje del niño.


Como ejemplo tenemos los antecedentes de los programas de enseñanza de idiomas a través de la televisión como «Follow Me» o «Muzzy». También debemos aprovechar los múltiples soportes digitales existentes, así como la red de redes (Internet) y la televisión por satélite debido a la gran fragmentación de la unidad familiar (casi cada miembro de la familia tiene su propio televisor).

Un ejemplo, todavía más claro, de televisión educativa de calidad es el programa «Barrio Sésamo», desarrollado por un equipo de pedagogos y cuyo fin es educar, aunque haya sido un éxito rotundo de audiencia.

Las generaciones de niños de los setenta y los ochenta crecieron en España canturreando el na, na, na... de su sintonía mientras aprendían con personajes como Espinete o Don Pimpón.

Todo un clásico de la historia televisiva, creado por Jim Henson, que comenzó a emitirse en EE UU el 10 de noviembre de 1969. El espíritu pedagógico que transmitía la rana Gustavo, Epi y Blas, Coco o Triki, el monstruo de las galletas, supo en su día conquistar a millones de preescolares.

Aún hoy lo siguen logrando, pero los tiernos personajes de Barrio Sésamo han tenido que adaptarse a los nuevos tiempos. De hecho, en 2005 el pobre Triki vio cómo le cambiaban las galletas por zanahorias para combatir la obesidad infantil.

En este programa infantil, los niños aprenden de forma amena, las relaciones espacio temporales o conceptos como la armonía o la cooperación, como podemos comprobar en el siguiente vídeo:





Hoy en día la televisión no educa, aunque los niños si que aprenden de ella.

¿Cuándo emitirán programas educativos y de calidad las televisiones públicas de este país? Si es por audiencias, está comprobado que programas como Barrio Sésamo, les va a dar la audiencia que desean.

3 comentarios:

  1. buenos días santi muy buenos consejos santi que pases un feliz domigo eres especial

    ResponderEliminar
  2. Tengo entendido que de hecho Barrio Sésamo (no en su versión española) fue creado con una intención completamente pedagógica al punto de que en algunos países de latinoamérica era el medio para obtener el graduado escolar¡¡¡ no te digo más...
    Pero sí, hoy la televisión podría ser un vehículo educativo mucho más eficaz, digamos que está desaprovechado como recurso, pero yo que tengo un hijo de 2 años y medio también debo decir en justicia que estoy encontrando opciones muy interesantes por educativas como "Sid, el niño científico" o "Fabuloso vocabulario", por ejemplo....Sid, me gusta especialmente...échales un ojillo a ver qué te parecen...
    Gracias por tocar temas importantes, menos mal que alguien piensa en la educación y no sólo en el consumo...

    ResponderEliminar

LINKWITHIN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...