viernes, 21 de agosto de 2015

7 Trucos para Evitar la Depresión Postvacacional

7 Trucos para Evitar la Depresión Postvacacional

Tras unos días de desconexión y desinfoxicación, que te recomiendo personalmente para conectar con la esencia de la vida, es importante saber como podemos volver a nuestras actividades diarias, sin perder energía, motivación o salud emocional, aspectos muy importantes a la hora de plantearnos y alcanzar nuevos objetivos.

Para evitar caer en depresión y en la monotonía de la rutina y que la vuelta de vacaciones sea un poquito más llevadera, te animo a seguir estos 7 trucos para evitar la depresión postvacacional:


1- Identifica los síntomas. Quizás ese estado en el que te encuentras no se deba simplemente a la tristeza por el fin de las vacaciones, sino que su origen se deba a una depresión vital.

2- No te hundas aún más. La depresión llama a la depresión y es un pozo en el que nos podemos ir hundiendo más si nos dejamos llevar por nuestro estado de ánimo. Ten en cuenta de que es un periodo transitorio y que pronto pasará. Respira.

3- Nuevos objetivos. Uno de los síntomas más evidentes de la depresión post-vacacional es la pérdida de la ilusión. Pero qué hacer con el tiempo que te ofrece este año laboral es cosa tuya, y todo son posibilidades. Desde cambiar o mejorar en tu trabajo a nuevos hobbies, las posibilidades son infinitas.

4- Mejora tu calidad de vida. Independientemente de los nuevos hobbies que desees practicar, hay algo que nunca falla a la hora de levantarnos el ánimo: una vida sana. Practicar deporte y comenzar una dieta más sana siempre nos hace sentir mejor con nosotros mismos, no importa la época del año que sea.

5- Poco a poco. La vuelta al trabajo y a la rutina es como sumergirse de nuevo en aguas heladas tras pasar por una enriquecedora sauna. No intentes alcanzar el nivel que tenías antes de irte de vacaciones de golpe y traza un plan para adecuarte poco a poco a tus responsabilidades.

6- No te encierres. Independientemente de las horas que pases en el trabajo y de lo agotado que quedes tras tu jornada laboral, procura no terminar el día aislado en tu casa. Los planes de ciudad y los amigos son nuestros aliados para hacer la transición más suave.

7- Planea tu siguiente escapada. Ya sea con la vista puesta en algún puente de otoño, en las vacaciones de navidad o las del siguiente verano, pon tu esfuerzo en planear tu siguiente escapada y comienza de nuevo con el ciclo de la ilusión.

Y recuerda, hoy tienes motivos para sonreir.


2 comentarios:

  1. Muy buen post a tener en cuenta cuando volvemos a la rutina. Me quedo por aquí; un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Yolanda!

      Me alegra que te haya gustado el post!

      A disfrutar del final del verano.

      Un abrazo.

      Eliminar

LINKWITHIN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...