lunes, 13 de julio de 2015

La Magia de la Música de Mozart en el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad TDAH

La Magia de la Música de Mozart en el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad TDAH

Desde el espacio de Coaching y Ciberoptimismo, deseo aportar mi humilde granito de arena, en el Día Internacional del Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, con este artículo.

El Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad o TDAH afecta cada vez a un número mayor de personas adultas, debido a diferentes causas como, factores ambientales, (nacimientos prematuros, hipoxias, isquemias etc.), o factores psicosociales, (estrés, desavenencias matrimoniales, psicopatologías de los padres...). El hecho es que en Estados Unidosm se está incrementado el número de casos de personas adultas, diagnósticadas con este tipo de trastorno, que hasta hace poco tiempo se artibuía exclusivamente a la infancia.

¿Sé puede tratar este trastorno sin utilizar farmacos y medicamentos?

Aunque, de momento, no se han logrado eliminar del todo los medicamentos en el tratamiento del TDAH, cada vez más investigaciones apuntan a que terapias alternativas, como la Cromoterapia o la Músicoterapia, reducen las consecuencias que provocan estos trastornos, lo cual es muy esperanzador.

La Música y la Musicoterapia para tratar el TDAH son una innovadora propuesta, que consiste en la estimulación de la persona mediante sonidos musicales modificados electrónicamente.

El oído es, junto a la vista, el sentido que procesa más información. Si le hablamos a alguien y ya se pone muy nervioso, o reacciona de forma extraña, es que algo falla. Y no solo eso, el oído también controla funciones como el equilibrio. Si tenemos problemas de sensibilidad auditiva pueden manifestarse en forma de trastornos psicomotrices.

El oído electrónico ayuda a recuperar lo que se conoce como escucha ideal, que es la que tenemos si no sufrimos estos problemas, y así las personas con TDAH pueden tranquilizarse y ser más conscientes de su entorno y sus acompañantes.

Para ayudar a las personas con TDAH con técnicas de Musicoterapia, se les aplican cantos gregorianos y, sobre todo, música de Mozart, debido a que favorece el sentimiento de vitalidad y su tempo se acerca a los ritmos biológicos, algo que también sucede con el Sirtaki, lo que proporciona calma a las personas con TDAH, que habitualmente carecen de ella, por lo que obtienen mejor percepción de todo lo que les rodea, lo que las hace más comunicativas.

Aquí tenéis un vídeo sobre cómo funciona el Efecto Tomatis en nuestro cerebro, con la música de Mozart:


No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...