domingo, 5 de julio de 2015

El Poder del NO

El Poder del NO

En la sociedad en la que vivimos, estamos acostumbrados a responder afirmativamente a la mayoría de las propuestas que nos realizan y a la vez a obtener una respuesta positiva, si somos nosotros los que realizamos la propuesta. Aunque, ¿Qué sucedería si la respuesta fuese neegativa?


El Sí y el No son palabras muy fáciles de decir, aunque requieren de cierta reflexión, antes de pronunciarlas, algo que en nuestra sociedad no se estila m ucho.

El sí, en algunas ocasiones, lo expresamos, para evitar conflictos y ponernos cara a cara con nuestras emociones y nuestros sentimientos, algo, que quizá nos pueda venir bien, a medio largo plazo, para decubrir y o trazar el camino hacia nuestro objetivo en la vida.

Curiosamente, este fin de semana, he podido disfrutar de unas Jornadas de Coaching, Inteligencia Emocional y Programación Neurolingüística, organizadas por D´Arte Formación, de las que escribí en esta misma bitácora.

En estas jornadas, la mayoría de ponentes, han mostrado sus experiencias al enfrentarse o decir No, como punto de partida, para brillar con luz propia y ser ellos mismos. Curiosamente, y quizá por el equilibrio del Universo, Grecia, país en donde, en mi opinión, se desarrollaron los primeros Coaches y expertos en PNL de la historia de occidete, de la mano de Sócrates y Platón, también se ha atrevido a pronunciar NO, este fin de semana.

Cambios que genera el No

En mi opinión, el No produce más cambios sociales y personales que el Sí. Si somos nosotros los que, en un momento determinado, respondemos No a una propuesta, vamos a poder experimentar una sensación que nos ayude a reflexionar y comenzar a respetarnos como personas, y al respetarnos como personas, vamos a poder marcar límites y mostrar lo que si queremos en la vida.

Si recibimos el No como respuesta, tenemos dos opciones: Hundirnos y desistir, cargándonos de culpas o Aceptarlo y reflexionar para ver la intención positiva del No, e insistir ante las posibilidades de convertir ese No en un Si.

Mi última experiencia con el No como respuesta

En muchas ocasiones he recibido una respuesta negativa, ante una pregunta o algo que deseaba realiizar. Os voy a mostrar mi última experiencia con lo lo que parecía un No inicial.

Cuando el otro día escribí el artículo sobre las Jornadas de Coaching, Inteligencia Emocional y Programación Neurolingüística, ví que ya no tenía posibilidad de poder asistir, algo que me hubiese gustado, un deseo flash al encontrar la noticia, aunque no lo tenía agendado. Sin embargo, tras escribir y publicar el artículo, reflexioné sobre la intención positiva que tenía ese no poder asistir a las jornadas y lo que es más importante, pensar en lo que iba a hacer para asistir a las jornadas del año que viene. Esto me animo a idear un plan de acción, lo cual mitigó mi tristeza y mi rabia momentáneas y me ayudo a descansar.

Para conseguir algo hace falta pedirlo, como me ha enseñado este curso mi amiga y compañera del curso de Practitioner en PNL, organizado por BeClarity e IPH, Maite Vacas. Por eso, al día siguiente, para mostrar mi deseo de asistir a las jornadas, organizadas por D´Arte Formación, les envié un twitt a Cristina Iguaz y a Arancha Merino, por si querían leer mi artículo. Al poco tiempo, recibí varios Retuitts y un Mensaje Directo de Cristina Iguaz, en el que me indicaba la posibilidad de seguir estas interesantes jornadas, vía streaming y desde la comodidad de mi hogar. Agradecí al Universo la oportunidad, a través de un mensaje a Cristina, y el Universo,, me devolvió el agradecimiento con abundancia, pues he conseguido un magnífico libro digital y nuevos contactos, a los que acudir para desarrollar mis proyectos y desarrollarme en el ámbito personal.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...