domingo, 7 de junio de 2015

Lucy y la Transmisión Universal del Conocimiento

Lucy y la Transmisión Universal del Conocimiento

¿Cuál es el objetivo de la vida humana? ¿Sabes para qué has venido a este mudo? ¿Qué podemos hacer con el conocimiento que poseemos? En este artículo quiero invitaros a revisar vuestras creencias y valores, para ayudaros a remover vuestro "Iceberg", para refrescar vuestra conciencia.

El delfin es el único ser vivo que utiliza su cerebro mejor que el ser humano, pues utiliza hasta el 20% de su capacidad cerebral.

Tiene una técnica de ecolocalización mucho más avanzada que cualquier sonar, y la ha desarrollado de forma natural.

¿A los seres humanos nos importa más el tener que el ser?

Para seres primitivos, como nosotros, la vida parece tener un único objetivo, ganar tiempo. Y sobrevivir al tiempo, parece ser el único objetivo de todas las células de nuestro cuerpo. Para lograrlo, la masa de las células que componen nuestro cuerpo y el de las lombrices tienen 2 soluciones: ser inmortal o reproducirse. Si su habitat no es suficientemente favorable o acogedor, la célula escogerá la inmortalidad, lo que deriva en autosuficiencia y autogestión. Por otro lado, si el habitat es favorable, escogerá reproducirse. De ese modo, al morir, pasará información y conocimientos vitales a las siguiente célula, que se lo pasará a la siguiente. Así, el conocimiento y el aprendizaje se transmiten en el tiempo.

Lucy y la Transmisión Universal del Conocimiento
Imagina por un momento cómo sería tu vida, si lograses alcanzar el 20% de tu capacidad cerebral. Esa primera fase te daría el acceso y el control de tu propio cuerpo.

Si lo piensas, es sorprendente ver que los griegos, los egipcios y los indios tenían ya nociones sobre la célula siglos antes de la invención del microscopio.

Depende de nosotros forzar las reglas y las leyes y pasar de la Evolución a la Revolución. 100.000 millones de neuronas por persona y solo tenemos activadas el 15%. Hay más conexiones en el cuerpo humano, que estrellas en la galaxia. Poseemos una gigantesca red de información, a la que casi no tenemos acceso.

La siguiente fase, si aprendiesemos a tener un control total de nuestro cuerpo, sería la de poder tener control sobre otras personas, aunque deberíamos acceder, al menos al 40% de nuestra capacidad cerebral. Después de nuestro propio control y el de otros, vendría el control de la materia.

El CPH-4 es una substancia que generan las embarazadas en el sexto mes de gestación y que a los fetos les da toda la energía necesaria para salir adelante y desarrollarse hasta el momento del nacimiento.

¿Qué pasaría si introdujgeran en nuestro organismo esta substancia en cantidades mayores a las que recibe un feto durante el embarazo?

Cuando accedemos a los confines de nuestro cerebro, descubrimos que lo que nos hace ser lo que somos, en realidad, es primitivo, todo son oportunidades para desarrollarnos y evolucionar.

Cuando alcanzamos el 20% de utilización de la capacidad cerebral, el cerebro se abre, se expande y ya no hay más obstáculos.

Las emociones y sensaciones como el miedo, el dolor o el deseo se viven de manera plena, como algo natural y pasajero.

Desde el origen, el único objetivo de la vida ha sido transmitir lo aprendido. Cada célula de nuestro cuerpo conoce y habla con las otras células, mediante impulsos eléctricos. Intercambian 1.000 bites de información por segundo. Las células se agrpan formando una gran red de comunicaciones, que a su vez, forma la materia. Las células se juntan y adoptan una forma, se deforman se reforman.


Los humanos nos consideramos únicos y hemos arraigado toda la Teoría de la Existencia en ese caracter único. Uno es la unidad de medida, aunque realmente no lo es. Nuestros sistemas sociales son un simple boceto, 1+1 no siempre es igual a 2, eso es lo que hemos aprendido, pero 1+1, nunca es igual a 2.

En realidad, no hay números ni letras. Hemos codificado nuestra existencia para reducirla a tamaño humano, para hacerla comprensible. Hemos creado una escala para que podamos olvidar su insondable escala.

Lucy y la Transmisión Universal del Conocimiento
¿Qué gobierna la vida?

El tiempo da legitimidad a la existencia. El tiempo es la prueba de la existencia de la materia. Sin el tiempo, no existiríamos.

Sin embargo, nuestra sociedad esta tan obsesionada por el poder y el dinero que estamos permitiendo que el conocimiento y las nuevas ideas se escapen a nuestra naturaleza.

La vida nos fue dada hace millones de años. ¿Sabéis que hacer con ella? Os animo a ver esta película para aclararar vuestras ideas.


2 comentarios:

LINKWITHIN

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...